LA FAMILIA Y SU APOYO A LA ESCUELA

Reflexiones

LA FAMILIA Y SU APOYO A LA ESCUELA, UNA RAZÓN DEL POR QUÉ  ¡LA UNIÓN HACE LA FUERZA!

 

Por:Nelly Amador

 

Está en el debate la concepción de familia hoy. Yo comparto el criterio de que la familia

es el primer núcleo que se puede conformar en las comunidades. También es familia las unidades que se conforman en las escuelas y mucho mas ahora que el 50% de nuestras escuelas son de jornada escolar extendida donde la familia debe jugar un rol estelar, a través de la Asociación de Padres, Madres y Amigos de la Escuela –APMAE--, asumiendo el criterio de familia puede ser el padre y la madre con o sin los hijos, un padre, una madre, un tío, abuelo o un tutor, pero que sea alguien que se responsabilice en el control y cuido de los niños y niñas en las escuelas, dando el seguimiento oportuno, conformando todo una red de apoyo, pudiendo asumir responsabilidades hasta de supervisión y vigilancia para que nuestros niños y niñas sean encaminados hacia el bien, exigiendo a las escuelas alimentos de calidad, con la participación de los padres y madres, con la higiene y todo el rigor necesario.

 

De igual manera, exigiendo que se tenga  el material de apoyo suficiente y a tiempo, que se envíen a las escuelas el personal que debe acompañar tanto en la alimentación escolar, como el apoyo en pintura, arte, deportes, folklor, grupos de lectura, de poesía, música, comunicándose con las comunidades para que oferten y ayuden en esto, pues un niño que se vincula con estas áreas extracurriculares, es alguien que se aleja de la delincuencia.

 

También entendemos que las comunidades alrededor de sus escuelas deben proteger a la niñez, de los vicios, malas influencias, malos ejemplos, enseñándoles valores como la solidaridad, la tolerancia, el respeto, conversando todo esto entre los mayores, donde los maestros tienen un rol en las asambleas de las APMAEs, estimulando e informando a los padres y madres sobre las dificultades que han observado en los niños y niñas.

 

Entendemos que el vínculo entre la escuela, la comunidad y de hecho los hogares, debe ser sólido y fuerte, donde los niños y niñas disfruten de la protección y que  se adopte la metodología en resolver los problemas con ellos en base a la conversación, el diálogo, sin maltrato físico y que los padres y madres diriman sus diferencias excluyendo a sus hijos.

 

Que propiciemos la conformación  de grupos de  círculos de lectura, seleccionando las obras que podemos rotar a través de la escuela y de los vecinos más cercanos, pues deben interactuar los niños y niñas que viven en las mismas comunidades.

 

Ojalá podamos hacer esta alianza entre padres, madres, comunidad y escuela y construyamos una muralla contra las malas influencias y los malos ejemplos y vicios que se pueden conseguir en la calle.-

 

 

La autora es Educadora y fundadora de la ADP

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0