· 

Una despedida abrupta y con muchas interrogantes

Mi sentir  

 

Por Balbueno Medina   

 

La decisión del presidente Danilo Medina, de no asistir a la ceremonia de traspaso de mando este domingo, ha dejado estupefactos a muchos dominicanos que no han entendido las razones que ha alegado el mandatario para ausentarse del lugar. 

 

Mucho menos, no se ha entendido, por qué Medina, en cambio ha pretendido entregar la banda presidencial al presidente electo Luis Abinader, en el despacho del presidente del Senado de la República antes de la ceremonia oficial, según se ha informado. 

 

Pero, si eso, no ha sido entendido por la población, mucho menos han sido entendidas las razones que se han expuesto para no asistir al Salón de la Asamblea Nacional, en un día tan importante como el de la Restauración de la República, por supuestamente temor al contagio del Covid-19. 

 

Sin embargo, la pregunta que muchos se hacen es: A caso el presidente Danilo Medina tuvo miedo de contagiarse del Covid-19, ¿durante la campaña electoral en medio de la cual hizo recorridos a favor del candidato del PLD? Otra de las preguntas que se hacen los dominicanos: ¿Ha dejado el presidente Danilo Medina, de exponerse a la amenaza del Covid-19, en los diferentes encuentros que ha sostenido con sus visitas sorpresas y las inauguraciones que ha realizado en los últimos días de su mandato? La realidad es que nadie encuentra respuestas a estas preguntas, en las razones que ha expuesto el mandatario para no asistir al traspaso de mandado fijado para este domingo en el Salón de la Asamblea Nacional. 

 

La entrega de la banda presidencial, por parte del presidente saliente a su sucesor, se ha convertido en los últimos años, en una de las demostraciones más contundentes y evidentes de la madurez democrática y política que ha alcanzado el pueblo dominicano, a raíz del triunfo de Antonio Guzmán Fernández en 1978, que puso fin a la semidictadura de los 12 años que implantó Joaquín Balaguer en el país. 

 

Precisamente, fue en medio de esa época, que tristemente recuerdan muchos dominicanos, que se produjo una rotura del orden institucional, cuando Joaquín Balaguer tuvo que ser juramentado por uno de los presidentes de la Suprema Corte de Justicia que tuvo el país, por lo que hay quienes han estado haciendo un símil entre lo ocurrido en ese momento con lo que se producirá este domingo durante el traspaso de mando, si se materializa lo anunciado por palacio. 

 

Para muchos de los enemigos políticos del presidente Danilo Medina, fundamentalmente los que abandonaron el PLD para crear la Fuerza del Pueblo, la rotura de la tradición de traspaso de mando por parte de éste se asemeja a la que se produjo durante el gobierno de Balaguer, porque Medina durante sus ocho años de gobierno dejo ver sus ideas totalitarias al pretender seguir en la presidencia más allá de lo que establece la constitución de la República. 

 

Los Fuerzas Pueblitas, no han escondido su satisfacción de ver fuera del poder a sus adversarios del Partido de la Liberación Dominicana y algunos han anunciado que celebrarán, como lo hará el Partido Revolucionario Moderno el próximo domingo, la salida de la presidencia de Danilo Medina y sus seguidores políticos. 

 

En tanto, que al próximo gobierno que encabezará el economista Luis Abinader, le esperan grandes retos en los órdenes económicos, sociales, sanitarios, políticos e institucionales, que la población espera sean enfrentados de inmediato para que se comience a respirar en el país, el cambio que el pueblo dominicano le ha confiado dirigir desde el Estado. 

 

agendasemanal@hotmail.com 

Escribir comentario

Comentarios: 0