· 

Lectura del año 2020 bajo la pandemia y una mirada al 2021

Por RAFAEL NINO FELIZ

 

El viejo liderazgo político del país va cerrando su ciclo y un líder de origen empresarial, pero formado en valores y principios políticos y patrióticos, desde el origen familiar, Luis Abinader, emerge como el líder político nacional de la República Dominicana, intentando implementar un nuevo orden de gobierno

 Son tantos los efectos negativos y trágicos producidos por la pandemia, en términos humanos, en este año 2020, que de entrada nos parecería que este período de la humanidad es todo tragedia y que no tiene nada bueno o positivo. Si lo enfocamos desde lo puramente humano, nos preguntaríamos que quién de nosotros no ha visto a un pariente o a un amigo despedirse, víctima de este terrible y mortal mal que nos afecta. ¿Qué otro fenómeno puede ser peor que aquel que nos mata y nos quita la vida?

La nación más poderosa de la tierra, en términos militares, pues ya tiene de frente a China como poder económico mundial, termina el año con la derrota política y electoral de un candidato -y presidente a la vez- que se constituyó en el producto mercadológico más universal y auténtico de la publicidad y las fake news./

Él se consideró a sí mismo con el derecho al insulto, a promover la discriminación racial y a mentir en el mundo de la posverdad. Mientras, penosamente, los muertos por covid-19 le caen en sus propios pies y él se ríe como si nada pasara. El país que es capaz de destruir al mundo completo en un sólo minuto, no pudo detener al coronavirus. La nación más poderosa del mundo tiene el peor sistema de salud para sus ciudadanos.

En esa misma nación, el presidente Joe Biden tendrá que recomponer la unidad política interna de su nación y también reconstruir el equilibrio del mundo, políticamente roto por su antecesor. Los acuerdos sobre el cambio climático y un nuevo enfoque sobre las relaciones de su país con China, Irán y Rusia estarán como puntos claves de su gran agenda. A diferencia del presidente saliente, Biden tiene una larga experiencia de Estado de más de medio siglo, la cual le ayudaría a realizar un reenfoque de la política exterior de los Estados Unidos. El nuevo presidente debe también corregir los errores cometidos por Trump frente a Cuba y Venezuela; se espera que realice cambios estratégicos en las nuevas relaciones diplomáticas y comerciales.

En la política dominicana se cierra una época de control absoluto de un partido que, habiendo destruido a otras importantes fuerzas políticas para retener eternamente el poder político, un proceso autodestructivo o disruptivo basado en la renuncia a los valores y principios que le dieron origen, más el clásico conflicto interno de la cultura política criolla, así como el establecimiento de un sistema altamente organizado de corrupción sin límites, hoy le ponen fin ineludiblemente a su existencia como partido político.

El viejo liderazgo político del país va cerrando su ciclo y un líder de origen empresarial, pero formado en valores y principios políticos y patrióticos, desde el origen familiar, Luis Abinader, emerge como el líder político nacional de la República Dominicana, intentando implementar un nuevo orden de gobierno moral, administrativo y político en la administración pública de la nación. Sus primeras medidas de gobierno le han ganado el apoyo popular en el año 2020.

El nuevo año 2021 encontrará a un mundo con serias dificultades y sin control sobre la pandemia del coronavirus, y la receta dada por los científicos expertos para la protección personal y colectiva choca contra la complejidad de la conducta humana. Sin embargo, las más variadas empresas con sus candidatos vacunales se pelean el mercado de las vacunas, pues independientemente de su poder preventivo y curativo, ellas en sí mismas constituyen un verdadero y apetecible producto del mercado. Se ha puesto en marcha la verdadera naturaleza de las empresas y la lógica competitiva de las operaciones transaccionales del mundo económico. Más allá de todo lo que podamos decir, habrá muchas vacunas en los meses venideros, según las necesidades del mercado y el deseo de los seres humanos de querer seguir viviendo

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0