· 

Agua por siete llaves

Por: Nélsido Herasme

 

Lo moral, lo humano, lo correcto y lo transparente son laureles que adornan al gobierno del presidente Luis Abinader, banderas sostenidas por Wellington Arnaud, uno de los funcionarios oficiales más eficientes con que cuenta la administración del Partido Revolucionario Moderno.

 

La gran labor de este gerente en el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA) se encamina a sentar un precedente histórico en materia de agua en la Republica Dominicana. De eso estamos convencidos.

 

Además el ritmo de trabajo de INAPA es la de convertirse en el tiempo en la institución oficial de lujo del Estado dominicano, porque su meta es la de graduarse con honores.

 

Nosotros algunas veces acompañamos al director ejecutivo de esta entidad  a diferentes localidades del país y observamos en el semblante de la gente, la satisfacción de los pobladores, los que nunca habían recibido agua potable. En ese sentido escuchamos a una influyente funcionaria del gobierno decir en una reunión celebrada en la provincia San Cristóbal que Wellington Arnaud es uno de los funcionarios que más se faja y el que más ha visitado su provincia.

 

El director del INAPA es un funcionario que no calienta su despacho, dado que siempre en ropa sufrida y camisa arremangada está visitando una población carente de agua, supervisando un acueducto, un sistema de agua, o una planta de tratamiento en busca de soluciones.

 

En ese sentido el presidente Luis Abinader ha dado su espaldarazo a la gestión de Arnaud cuando afirma y reconoce que miles de dominicanos están recibiendo agua potable y saneamiento.  

 

El plan estratégico de la administración es valorizar el agua para lograr que está llegue a cada hogar dominicano.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0