· 

La conspiración contra el gobierno saca la cabeza públicamente

Por RAFAEL NINO FELIZ

Se está articulando un movimiento político camuflado de alta capacidad conspirativa que ha empezado por los medios de comunicación y terminará con la movilización de los barrios, utilizando la más grande fortuna de miles de millones de pesos producto de la estafa de los recursos públicos.

Recientemente, la semana pasada, una de las "empresas" ligadas a familiares cercanos de la pasada gestión presidencial publicó un espacio pagado en los principales medios escritos de la prensa nacional, cuyo texto dado a conocer a la opinión pública constituye una acusación formal contra el Estado dominicano y la propia justicia que dirige las investigaciones contra actos de corrupción, si analizamos el texto en el contexto político y social de nuestro país.

La empresa en cuestión, y cuestionada a la vez por la opinión pública, es una de las tantas que la justicia dominicana -actualmente- está investigando sobre actos de corrupción y mal uso de fondos públicos en el gobierno anterior, es decir, del dinero del pueblo dominicano; aunque la llamada empresa ataca al Estado, en el fondo, es un paso táctico para atacar al propio gobierno y a su actual gestión.

Debemos advertir, y ya lo habíamos dicho en un trabajo anterior aquí en Acento, a la sociedad dominicana y a su movimiento social que lucha contra la corrupción, y al propio gobierno y al mismo PRM, que la capacidad política y financiera de la mafia corrupta que salió recientemente del gobierno pasado es tan grande que constituye una amenaza para la actual administración del presidente Luis Abinader. Los costosos espacios pagados son simples señales de lo dicho.

La lucha contra la corrupción requiere de la movilización de la sociedad y de las fuerzas vivas de la nación; lo mejor de la juventud, movilizada como símbolo moral y social de la dignidad de la nación dominicana en la Plaza de la Bandera, debe estar presente y articulado con sus acciones políticas y patrióticas de respaldo a la lucha titánica que libra el actual gobierno contra la corrupción.

Más allá de los espacios pagados, procedentes de mal llamadas empresas y de "personalidades" con vínculos con la corrupción, se está articulando un movimiento político camuflado de alta capacidad conspirativa que ha empezado por los medios de comunicación y terminará con la movilización de los barrios, utilizando la más grande fortuna de miles de millones de pesos producto de la estafa de los recursos públicos del Estado y del pueblo dominicano

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0