· 

TODOS SOMOS TRUFA

Recordamos en días pasados desafortunadamente se popularizo (se hizo viral); para estos tiempos donde priman las redes sociales y vivimos el mundo de la hiperconexion; el abuso cometido en contra de una indefensa canina llamada Trufa.

 

Acto que repudiamos en cualquier terreno, bajo cualquier circunstancia y contra cualquier animal, sea doméstico o no. Pues la civilización nos debe llevar a que la tendencia sea la protección de todos los seres vivos, sean humanos o no. La República Dominicana desde el año 1946 mediante la ley No. 1268, cuenta con un instrumento legal para la protección de los animales y sancionar los malos tratos ejercidos en su contra; Luego fue promulgada la ley de protección animal y tenencia responsable marcada con el número 248-12, en la que se sanciona la negligencia, el abuso y el maltrato de los animales.

 

Reiteramos se hizo viral el abuso y la posterior defensa a una sola voz que hacia la “sociedad” incluyendo figuras del más alto perfil, hasta legisladores se sumaron a ese reclamo a todas luces positivo en torno a la protección animal situación ya regulada por ley. Ahhh, pero muchos de esos que nos permitimos llamar pseudo defensores de los animales, andan por ahí obviando que el primer animal que hay que proteger, cuidar y valorar es el ser humano y con él su entorno o hábitat, olvidando algo tan simple como RECOGER el excremento de su can, mientras lo andan paseando.

 

Antes de este lio con la pobre Trufa, nos preguntábamos mientras salimos a pasear con nuestro infante y vamos caminando por la acera o entramos a algún parque o zona, destinada a la recreación de los humanos y nos encontramos con tanta porquería, ¿Por qué estos amantes de los canes no les permiten hacer sus necesidades a sus mascotas dentro de la casa o el apartamento y la dejan allí hasta secarse??

 

La razón y las buenas costumbres nos hacen entender que si protegemos a nuestro perro o perra con mas ahínco, amor y afán debemos proteger querer y amar al descendiente de Adán. En los albores del siglo XXI hay tanto amor hacia los animales que en algunos países hasta se procuran leyes para garantizar que incluso la zoofilia si la zoofilia sea considerada “algo normal”.

 

Tan arraigada esta la “moda” perdón el amor a los animales, principalmente a los perros; que muchos prefieren tener uno, dos, tres, cuatro, cinco o seis perros de razas variadas en su hogar, antes de parir, adoptar o hasta criar un niño.

 

 

Entonces como es que salimos a vociferar por estar a la moda o quizás para hacernos viral que todos somos trufa; mientras dejamos en los parques y aceras el excremento de nuestras mascotas, mientras se quedan en las vías públicas animales muertos hasta llegar a la descomposición, mientras no defendemos a los humanos. Para concluir esta sana crítica que esperamos genere un debate y una reflexión constructivos dejaremos este ejemplo: Están secuestrados dos dominicanos en Haití, para un humano uno de los peores maltratos es someterlo a retención ilegal y en contra de su voluntad.

 

Es viral el reclamo de que sean liberados estos humildes seres humano. Humildemente preferiría que seamos menos Trufa y más humanos 

Escribir comentario

Comentarios: 0