· 

Recuperación con prudencia y moderación

MI SENTIR  

 

Por Balbueno Medina  

 

La República Dominicana se encamina hacia una recuperación total, luego de que el gobierno que encabeza el presidente Luis Abinader, lograra mantener un control considerable de la pandemia Covid-19, y decidiera producir una apertura gradual de los diferentes sectores de la economía nacional. 

 

El próximo 6 de abril, una parte importante de los centros educativos del país, retornaran a la semi presencialidad lo que además de permitir el contacto físico de los estudiantes con sus profesores, garantizará que muchos negocios que funcionan alrededor de los planteles escolares vuelvan a normalizar sus operaciones, reactivándose de esa manera esa parte de la economía dominicana. 

 

Debemos reconocer, que el proceso de apertura que ha venido llevando a cabo el gobierno de la economía nacional, ha sido gradual y cuidadoso, tomando en cuenta la fragilidad y vulnerabilidad de las áreas que han sido seleccionadas para comenzar a operar de manera controlada. 

 

Asimismo, ha tenido el cuidado de producir las aperturas que se han dado en el país, tomando en cuenta las experiencias vividas en naciones de otros continentes y el propio territorio nacional, y basado en eso se han tomado medidas como las de flexibilizar o endurecer las aperturas que se han dado en las diferentes áreas autorizadas. 

 

Uno de los renglones que se han estado desarrollando con bastante potencialidad lo ha sido el turismo, que al igual que el sector educativo, genera un gran valor agregado a la economía nacional, debido a la gran cantidad de subsectores que dependen de él, como son los taxistas, los productores agropecuarios, los cazadores, pescadores, entre otros etc, etc. 

 

Podemos seguir avanzando en el proceso de reapertura total de la economía dominicana, pero tampoco debemos descuidar las medidas que nos han reportado éxitos en el combate a la pandemia y por esa razón debemos respaldar las acciones que emprenda el gobierno en aras de garantizar la salud de la población dominicana. 

 

Los organismos internacionales han calificado el Covid-19, como una pandemia altamente peligrosa por la diversidad de sus características y en ese sentido han advertido a los gobiernos a no descuidarse pretendiendo dar aperturas que no conlleven protocolos que podrían degenerar en rebrotes como los que se esperan en los próximos días en países europeos en lo que se vislumbra una cuarta ola de contagios. 

 

Esas señales nos obligan como país receptor de una parte importante de turistas procedentes de Europa y Estados Unidos, a mantener los protocolos que con éxitos han empleado las autoridades sanitarias de República Dominicana para garantizar la salud de nuestra población y el crecimiento del sector turístico nacional. 

 

Pese a todos los malos pronósticos que se hacen de cara a la Semana Santa en que nos encontramos, si todos gobierno y población, aportamos nuestra cuota de sacrificios podremos lograr que el Covid-19, se mantenga controlado y que nuestro país continúe avanzando en la meta de lograr la recuperación total de su economía, basada en la confianza que podamos dar a las demás naciones por el éxito logrado en el combate a la pandemia. 

 

En definitiva, la recuperación del país, debe ser responsabilidad de todos y si el pueblo dominicano mayoritariamente ansia volver a retomar el curso de estabilidad y crecimiento que le permita enfrentar los males sociales que enfrentan millones de dominicanos, debemos sobreponernos a los menos que no han querido someterse a las medidas de disciplina y obediencia que ha impuesto el gobierno como condición indispensable para superar los efectos que ha causado la pandemia a nuestra población en sentido general. 

 

agendasemanal@hotmail.com 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0